Se trata de una tarjeta de presentación a modo de cartoon. Contiene nombre e información y una ilustración propia completamente vectorial.

Se trata, en un modo caricaturesco de plasmar la personalidad del autor.

En este caso, para resolver el problema que me suponía un excesivo y forzado hieratismo, opté por adoptar una perspectiva diferente a lo que acostumbramos a ver en retratos, se trata de un plano picado que hace que aparezca una sombra y por lo tanto se cree un suelo de forma natural.